Orientaciones Prueba de Acceso Grado Medio

Orientaciones Prueba de Acceso Grado Medio

¿Qué estudios previos permiten el acceso a los ciclos de grado medio?

Los títulos requeridos son:

  • Graduado en ESO
  • Título Profesional Básico
  • Bachiller
  • Título universitario
  • Técnico/a o de Técnico/a Superior de Formación Profesional

A efectos de acceso, son equivalentes los siguientes títulos:

  • Graduado en ESO.
  • Técnico Auxiliar (FP I).
  • Haber superado el segundo curso de BUP con un máximo de 2 materias pendientes.
  • Haber superado el segundo curso del primer ciclo experimental de la Reforma de las Enseñanzas Medias.
  • Haber superado el tercer curso del Plan de Estudios de 1963, o segundo curso de comunes experimental de las enseñanzas de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos.
  • Haber superado el Bachiller.
  • Técnico Especialista.
  • Poseer alguna de las titulaciones equivalentes para el acceso a los ciclos de grado superior.
  • Haber superado otros estudios declarados equivalentes a efectos académicos con alguno de los anteriores.

Si no tengo esos estudios previos, ¿puedo acceder a un ciclo de grado medio?

Deberás tener cumplidos 17 años de edad o cumplirlos antes del día 31 de diciembre del año en curso, para poder presentarte a una prueba de acceso.

La prueba de acceso deberá acreditar que el aspirante posee los conocimientos y habilidades suficientes para cursar con aprovechamiento estas enseñanzas.

¿Qué conocimientos necesito tener para superar con éxito la prueba y cómo va a estar estructurada?

Los contenidos están determinados en la Resolución de 2 de noviembre de 2015 de la Dirección General de Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial.

La prueba se estructura en tres partes:

  1. Parte lingüística
    • a) Lengua y literatura (castellano o valenciano, a elegir)
    • b) Inglés
  2. Parte social
    • Ciencias Sociales, Geografía e Historia
  3. Parte científico-matemático-técnica
    • Matemáticas
    • Ciencias Naturales
    • Tratamiento de la información y competencia digital