Visor de contenido web

Creación y características

El Archivo Histórico de Orihuela tiene su origen en el Archivo de Protocolos reunido por los Dominicos, que fueron conservando sus propios protocolos notariales, incrementándolos con los que adquirieron posteriormente. Además, dicha Orden, conservó toda la documentación relativa al funcionamiento del entonces denominado Colegio de Santo Domingo y a la administración de sus bienes, toda la documentación relacionada con la Universidad de Orihuela, y la propia de su fundador, el mecenas D. Fernando de Loazes, Arzobispo de Valencia.

Es durante el reinado de Carlos III cuando se inician los trámites para dar reconocimiento oficial a este Archivo. No obstante, este hecho no se produciría hasta 1954, año en que mediante una Orden Ministerial de 19 de julio, y en atención a la demanda formulada por el Patronato Artístico de la ciudad de Orihuela, "Se crea en Orihuela un Archivo histórico que recoja los Protocolos Notariales y cuantos documentos históricos de aquella comarca que se consideren de interés". (Artículo Primero de la O.M. de 19-07-1954, B.O.E. n. 236 de 24-08-1954), quedando de este modo el Archivo Histórico de Orihuela incorporado al Sistema Español de Archivos.

En 1984 y en virtud del Convenio suscrito el 24 de septiembre entre el Ministerio de Cultura y la Comunidad Autónoma Valenciana, se traspasa la gestión del Archivo a la Comunidad. Con fecha 15 de diciembre de 1992 quedaron oficialmente inauguradas en el Palacio de Pinohermoso las instalaciones de la actual Biblioteca Pública "Fernando de Loazes" y Archivo Histórico de Orihuela. Dentro de ellas el Archivo dispone de un depósito para el almacenamiento y conservación de sus fondos de 148 m2, de los que 125 m2 están ocupados por 485 metros lineales de estanterías.